Haciendo del AGUA un lugar SEGURO

AHOGAMIENTO: "La Muerte Silenciosa"

¡ UNA REALIDAD DEVASTADORA !


"El ahogamiento es la principal causa de mortalidad infantil accidental en niños de 1 a 4 años".
CDC
Centros de Control y Prevención de Enfermedades


"Un niño no puede aprender a nadar antes de los 4 años porque no tiene ni la motricidad ni la coordinación necesarias para nadar”.
AAP
Academia Americana de Pediatría


"9 de cada 10 niños ahogados de entre 1 y 14 años estaban siendo supervisados ó a cargo de algún adulto".
Safe Kids


"El ahogamiento: del que mueren más de 175 000 niños al año y al que sobreviven unos 3 millones. Las lesiones cerebrales que deja en algunos supervivientes hace que el ahogamiento no mortal sea el tipo de lesión con mayor impacto sanitario y económico para toda la vida".
OMS
Organización Mundial de la Salud

Información Importante:
Existen barreras, alarmas, consejos de supervisión, chalecos salvavidas, escuelas de natación, sin embargo, el ahogamiento sigue siendo una de las principales causas de mortalidad infantil accidental. En el 86% de los casos de muerte por ahogamiento los niños estaban vestidos.


Según el informe mundial sobre los ahogamientos, la edad es uno de los principales factores de riesgo, vinculado en general a lapsos de inatención en la supervisión de un niño. A escala mundial, los índices de ahogamiento más elevados corresponden a los niños de 1 a 4 años de edad, seguidos de una franja de edad de 5 a 9 años.


Recuerde que si un bebé ha disfrutado del agua, regresará a ella. Cualquier bebé que se siente confiado en el agua mientras está siendo sostenido será atraído enormemente por cualquier piscina, lago, canal, piletas ó fuentes. Si no está siendo supervisado o en aquellos segundos de distracción, como suele suceder, podría representar una tragedia. La cabeza de un bebé es grande y pesada en relación al resto de su cuerpo. Tendrá curiosidad en acercarse y querer tocar el agua ó alcanzar un juguete y caerá con facilidad. También podría simplemente saltar al agua por divertirse sin realizar que en sus experiencias anteriores estaba siendo sostenido, pero en ese momento no habrá alguien que lo sostenga.


Es recomendable aplicar TODAS las medidas de SEGURIDAD para evitar ahogamientos: cercas alrededor de la piscinas, alarmas, aprender RCP (Reanimación Cardio-Pulmonar), supervisión directa, clases de natación de tipo sobrevivencia para evitar la falsa sensación de seguridad de sentirse sostenido por un par de manos cuando está en el agua. Después de todo estar sostenido es contrario a la seguridad, independencia y libertad en el agua.


Si un niño llegase a caer accidentalmente al agua ó fuese empujado, su última oportunidad de sobrevivir es contar con las herramientas necesarias para un auto-rescate y SALVAR SU VIDA. Auto-Rescate: voltearse a flotar para respirar y pedir ayuda (llamar, gritar ó llorar) y esperar el rescate.


Contamos con varios testimonios de sobrevivientes gracias a este método.


Qué podemos hacer?
Un chico aprende a descubrir sus capacidades. Descubrir que puede afrontar retos y adoptar la actitud necesaria para afrontarlo por muy retador que pueda parecer al principio.

El dominio de la técnica, el perfeccionar la acción necesaria a ejecutar a través de la memoria muscular y conexiones neuronales, “brain synapsis” se transforma en aprendizaje de la "vida en sí" y de sus "retos". Retos que todos en algún momento u otro deberemos afrontar.

Nos guste ó no, si no los podemos evitar, la modulación de la actitud es lo que hará la diferencia y nos impulsará a ser seres "exitosos". Lo que aprende un chico en sí, mas allá de sobrevivir una caída accidental al agua, es creer en él. Cambiar la actitud de "NO PUEDO" a una de "Si PUDE".

Si desde pequeño conoce que siempre hay una posibilidad, le hará enfocarse en ese camino. Será una persona luchadora que dará su mejor actitud para alcanzar la meta y vencer el obstáculo.

175,000 niños mueren ahogados en un año y otros 3 millones sufren ahogamientos no mortales. 480 niños mueren al día y 8,220 se ahogan cada 24 horas. Se desconoce el porcentaje de cuantos de ellos han quedado con daño cerebral permanente. Las familias quedan devastadas. Si le ha tomado 5 minutos leer esto, durante su lectura se han ahogado 28 niños: algunos con suerte no pasa de un susto, otros mueren y otros quedan con daño cerebral permanente los cuales requieren de cuidados intensivos de por vida.

Cómo podemos contribuir? Que su hijo no se quede sin aprender a FLOTAR, y que pueda él hacerlo por sus propios medios. A continuación que empiece a NADAR. Estudios demuestran que un chico que ha nadado desde temprana edad puntea más alto académicamente que uno que no ha nadado.

PRIMERO la seguridad y luego el PLACER. No es recomendable primero disfrutar, porque estos chicos son los primeros en tirarse al AGUA cuando la ven. No importa que método escoja, SIEMPRE SUPERVISE A SU HIJO CUANDO HAY AGUA CERCA utilice chalecos salvavidas recomendados por la USA Coast Guard, y nunca use “arm floatis” también conocidos como manguitos, alitas o bracitos. Pueden ser muy peligrosos, generan una falsa sensación de seguridad y pésima postura para aprender a nadar. Muchos chicos se tiran al agua pensando que las tiene puestas y se van al fondo.
Stacks Image 11

Impartimos conferencias para la prevención de ahogamientos.
¡ Consúltanos !